21 abr, 2019

Violencia Laboral

La negativa ilegal a contratar a la víctima, o a respetar su permanencia o condiciones generales de trabajo; la descalificación del trabajo realizado, las amenazas, la intimidación, las humillaciones, la explotación, y todo tipo de discriminación por condición de género;


Karla llegó a la ciudad, procedente de Puebla, cuando tenía 17 años; la trajo su papá a trabajar, la instaló en una casa de asistencia y la abandonó. Ella comienza a trabajar como asistente en una oficina. Su jefe, una persona adulta mayor, era un buen hombre, tranquilo y amable, que nunca tuvo un solo problema con Karla.
Cuando a él lo jubilaron, comenzó la tortura de ella, pues su nuevo jefe, un hombre tosco y malhablado comenzó a perseguirla y a hostigarla cuando nadie se daba cuenta. Karla pensaba que ella tenía la culpa, que lo provocaba, y le comentó esos hechos a una compañera, quien se negaba a creerle. Cuando Karla no acepta las proposiciones indecorosas y los comentarios de su nuevo jefe, cuando no acepta sus invitaciones a salir o a llevarla a su casa, él cambia de estrategia y empieza a criticar su trabajo, gritándole constantemente, insistiéndole en que no hace nada bien y termina despidiéndola.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar